Noticias

La inclusión hace referencia a toda actitud, acción o tendencia que busque integrar a las personas dentro de la sociedad, buscando que estas contribuyan con sus talentos y a la vez se vean correspondidas con los beneficios que la sociedad pueda ofrecer.
El cooperativismo como filosofía, principio y práctica es una alternativa distinta al actual modelo económico que se alimenta de la exclusión de gran parte de la población. Muchas Cooperativas han sido exitosas en lograr la inclusión social, expresada en lograr que la comunidad sea un lugar accesible para cualquier ciudadano, asegurando el ejercicio del bien común y la realización emocional, económica, profesional e intelectual que provee el sentimiento de pertenencia y aceptación en cualquier persona.
Si bien los avances y logros en temas de inclusión han sido grandes, aún queda un desafío que debe afrontar el movimiento cooperativo: La inclusión de la mujer. La Alianza Cooperativa Internacional (ACI) sostiene que “las cooperativas deberían asegurar que en sus programas de educación y desarrollo de dirigentes, hasta donde sea posible, intervengan igual número de mujeres y de hombres”.

Estrategias para la inclusión de la mujer

Entre algunas de las propuestas y estrategias expresadas por diferentes autores para afrontar el desafío de la inclusión femenina en el cooperativismo se pueden destacar las de las profesoras Novarese, Montes y Ressel, de la Universidad de La Plata en Argentina:

- Analizar los estatutos, reglamentos y normas internas de cada organización cooperativa, corrigiendo o creando nuevas normativas que se opongan a la igualdad de la mujer y el hombre.

- Asegurar que en los programas de educación y desarrollo de dirigentes, hasta donde sea posible, intervengan igual número de mujeres y hombres.

- Profundizar la reflexión sobre “género” y promover su difusión a través de los medios de comunicación de las cooperativas.

- Conocer los factores que limitan el acceso de las asociadas y colaboradoras a cargos directivos y emprender planes para disminuirlos y eliminarlos.

- Garantizar la práctica efectiva de los valores y principios cooperativos que aseguren la igualdad de oportunidades y trato a las mujeres y a los hombres, sin discriminaciones de ninguna índole.

Si bien la inclusión de las mujeres en el movimiento Cooperativo es aún una asignatura pendiente, es importante reconocer que de igual forma se ha abonado un gran terreno, aportando a la situación de las mujeres principalmente en estas tres vertientes:

- Creación de empleo: Las Cooperativas han sido consideradas como un instrumento idóneo para la creación de nuevas empresas. Muchas mujeres han considerado que la creación de una cooperativa les da la oportunidad de ser propietarias y líderes de una empresa.

- Condiciones de trabajo: Las Cooperativas ayudan a mejorar las condiciones de trabajo de las personas asociadas. De esta manera, las mujeres tienen posibilidad de aumentar el control sobre su trabajo y sus finanzas, potenciando su desempeño laboral y su satisfacción personal.

- Participación en la gestión: Un sistema de gestión participativa puede favorecer el rol de la mujer en las empresas solidarias. En este aspecto el sector Cooperativo del Oriente Antioqueño, ha dado unos pasos importantes, pues se reconoce la gestión gerencial en algunas Cooperativas que son dirigidas por Mujeres.

El potencial de las cooperativas en la consecución de la igualdad de oportunidades es intrínseco de sus valores básicos y en las estructuras organizativas, es decir, en los propios fundamentos de la cooperativa. Por su propia naturaleza y sus principios cooperativos, la cooperación ha ayudado a mejorar las condiciones sociales y económicas de muchas mujeres en muchos lugares del mundo.

Tomado de: El Colombiano

Por: Ricardo Monsalve Gaviria

Promover en los excombatientes de las Farc el emprendimiento como una forma de enfrentar la vida sin armas, y generar empresas que toquen temas en desarrollo agrícola y de servicios (como la mecánica de motos), es parte de la nueva estrategia para capacitar a los que dejen las armas y se reintegren a la vida civil.

Para cumplir con este primer objetivo, y como parte del compromiso adquirido con el Gobierno, las diferentes entidades adscritas a todos los ministerios actualmente desarrollan los proyectos que brinden diferentes alternativas para la formación de los guerrilleros de las Farc en las zonas veredales de normalización.

Rafael Antonio González, director de la unidad encargada de las capacitaciones, explica que la idea es formar al personal del Sena que estarán en las zonas veredales de normalización para que una vez en ellas les brinden la capacitación necesaria a los insurgentes. Los centros de formación, antes de llegar a las zonas donde están los guerrilleros, estarán en Medellín, Pasto, Villavicencio, Bogotá y probablemente Bucaramanga”.
“En esos puntos, y también en otros municipios del país donde hay problemas con la siembra de cultivos de uso ilícito, queremos promover la cultura de la asociatividad. Estas personas van a esos campamentos, van a formar a los guerrilleros en temas de economía solidaria, hacen sus cursos básicos y nosotros a parte de supervisar, vamos a acreditar a las organizaciones que terminen esos cursos y así se puedan convertir en cooperativas”, explica el director.
La idea es que en su momento, los excombatientes formen cooperativas que generen temas en desarrollo agrícola, de servicios, pero cómo dice Rafael González, “cada uno de los guerrilleros decidirá qué tipo de organizaciones querrán conformar, lo que hay que aclarar es que nada de esto es obligatorio”.

Este proyecto no solo llegaría a las zonas veredales, la idea principal es abarcar 52 municipios en donde no solo exista cercanía a esas zonas de ubicación de las Farc, también donde hay cultivos de uso ilícito y en los que los campesinos estén dispuestos a formar una cooperativa.

Experiencias actuales

La economía solidaria se utiliza en muchas de las veredas del país, sobre todo las que ya no tienen la amenaza del conflicto armado.
En el municipio de San Luis, Oriente de Antioquia, funciona la Asociación Familias con Futuro, compuesta por 117 asociados, casi todos víctimas de la guerra que azotó esa zona del departamento hace una década.
Gabriela de Jesús Echavarría, representante legal de la asociación, dice que las 150 familias que componen esta cooperativa vienen trabajando desde hace siete años “y ya tenemos producción de café denominado Perla Verde; chocolate denominado Sol de Oriente y estamos en el proceso de registrar una mermelada de borojó nombrada Mermelada Gabys. La idea es que pronto estemos en Medellín y Bogotá”.

Para Jorge Giraldo, decano de la facultad de Humanidades de la Universidad Eafit, la economía solidaria “es una alternativa que fue elegida por la misma guerrilla. En algunos países el sistema cooperativo ha sido fuerte y ha dado resultados y para la guerrilla es atractivo. Sin embargo la experiencia en Colombia no es del todo buena, no todos los casos han sido exitosos, acá el tema es muy limitado en general, pero eso no quita que esto deje de ser una buena oportunidad para la paz”.

Fuente: ica.coop

Las Cooperativas en todo el mundo celebrarán el tema de la inclusión el 1 de julio 2017 durante el Día Internacional de las Cooperativas de las Naciones Unidas.

El tema fue seleccionado por el Comité para la Promoción y el Avance de las Cooperativas (COPAC), que la Alianza preside actualmente.

La inclusión no solo refleja la naturaleza de enfocarse en las personas de las empresas cooperativas, sino también resuena los principios cooperativos de membresía abierta y democrática, control democrático por los miembros y participación económica de los miembros. Las cooperativas proveen un espacio donde todas las personas, sin importar la raza, género, cultura, origen social o circunstancias económicas, pueden responder a necesidades y construir comunidades mejores.

 

Página 1 de 26

Visitantes

Hoy 8

Esta semana 157

Este mes 508

Todos 827742

Galería

galeria

Contáctenos

  • Calle 49 #50-59 Centro Comercial Banco Ganadero, Oficina 407. Rionegro-Antioquia
  • +57 (4) 562 9772
  • info@fusoan.org.co
  • Contáctenos
  • Dónde estamos